menu
account_circle
expand_more
featured image

Cómo ser un buen propietario y mejorar tus alquileres

|

Cómo ser un buen propietario y mejorar tus alquileres


Todos alguna vez pensamos que nuestra vida estaría resuelta si tuviéramos un inmueble en alquiler, el famoso deseo de “vivir de rentas”.

Pero no es una tarea tan sencilla como parece, debes tener responsabilidad y muchas personas prefieren la gestión de una inmobiliaria.


Hay muchos problemas que influyen en el alquiler, los inquilinos hacen llamadas para quejarse, los inquilinos no pagan la cuota mensual, y así hay muchos problemas.


Uno de los más comunes es cobrar comisiones elevadas, eso perjudica al inquilino, que son la fuente de ingresos.


En este artículo te queremos dar tips para ser un buen dueño y propietario.


Tips para ser el mejor propietario y conseguir más clientes


Tener una buena relacion con tu cliente

Establece una forma segura de garantizar los pagos


Tanto para el propietario como para el inquilino, la transacción es entre las dos partes, es importante que el medio sea seguro y eficiente.


Mientras mejor sea, más confianza tendrá tu inquilino y tu propiedad puede ganar buena reputación.


Detalla los términos del contrato con claridad


Es muy importante que los términos y las firmas sean claras en el contrato ante las autoridades.


Tanto como el propietario como el inquilino esperan un contrato claro, detallado y preciso, esto genera una buena relación y confianza entre ambas partes.


Mantén una buena comunicación


Tener un buen vínculo y comunicación con tu inquilino es importante, no solo es firmar el contrato, luego esfumarse y volver cuando termina.


A veces los inmuebles tienen diversos problemas y son importantes para quien habita en el mismo, debes estar al día para poder escuchar cualquier inconveniente.


Cuenta con gente de confianza


Es ideal tener gente de confianza para ayudarte en las áreas profesionales que necesitas ayuda, es una manera de asegurar un trabajo eficientemente y tener control sobre el presupuesto.


Hacerse cargo de los impuestos y tasas de la propiedad


Tienes que estar al día de los impuestos y tasas que debes pagar sobre tu inmueble, el dueño es el responsable de pagar todo lo relacionado al inmueble.


Estudia y conoce las leyes


Cada país tiene diferentes leyes, obligaciones y derechos de propietarios e inquilinos que cubren un alquiler.


Es importante que las conozcas y las cumplas, violar estas leyes formaran a un inquilino insastifecho, lo que arruinara la reputacion y en casos peores, te puede llevar al tribunal.


Respeta la privacidad del inquilino


El propietario tiene derecho a inspeccionar su inmueble, pero no está bien visitarlo frecuentemente y de manera imprevistas.


Algunos países en sus leyes, decretan que se notifique al inquilino antes de ingresar al inmueble.


Cómo escoger a un buen inquilino


Aumentar tus ventas y alquileres

Si quieres evitar muchos de los problemas que hablamos anteriormente, puedes buscar un buen inquilino con el que puedas confiar mejor.


Lo primero que debes hacer es publicar tu propiedad detalladamente, para asegurar que los inquilinos interesados conozcan todas las condiciones de tu alquiler.


Ya sea el número de personas, con mascotas, con pareja, etc.


¿Cómo sería un inquilino ideal?


A un buen inquilino le gustaría tener todas las cosas claras y que no quede ninguna duda.


Será sincero, transparente y fácil de confiar, eso facilita las gestiones y trámites que conlleva el proceso de alquilar.


Es una persona comprometida y responsable de manera legal y personal, es empático y entiende la posición del propietario.


Con un perfil de inquilino así, un propietario puede estar tranquilo y puede ser más fácil llegar a buenos acuerdos.


No confíes mucho en un “inquilino perfecto”, puede ser un estafador fingiendo para ganarse tu confianza.


Solvencia


Este es uno de los puntos más exigidos y preocupantes para los propietarios. Hay que tener en cuenta lo siguiente:


  • Nivel de ingresos: Esto se puede solicitar en el resumen del sueldo.
  • Estabilidad laboral: Es más fácil confiar en alguien que ya tiene años trabajando y ahorrando que alguien que empezó hace poco.

Si el inquilino no puede mostrar tantas pruebas de solvencia, puedes exigir otras garantías de finanzas:


  • Un depósito adicional retenido por el propietario, que luego será devuelto cuando termine el alquiler o haya confianza.
  • Aval bancario:

Otra preocupación común de los propietarios… ¿Cuidarán la vivienda?


Es normal desconfiar y eso hay que tenerlo claro siempre que decidas alquilar. Si tienes esto claro desde el principio con las personas a las que quieres alquilar, será más fácil tomar la decisión final.


Debes poner las condiciones antes de que visiten el piso.


¿Por cuánto tiempo alquilará el inquilino?


El tiempo de alquiler se puede pactar en un contrato, siempre que las dos partes estén de acuerdo.


Detectar a un mal inquilino


Como no ser un inquilino

Según análisis de datos y propietarios, determinaron un perfil basado en características comunes que tuvieron los malos inquilinos:


  • Como dijimos en un punto anterior, fingen ser el inquilino perfecto para ganar toda la confianza del propietario, tratan de seducir y utilizan inteligencia emocional.
  • Ofrecen pagos por adelantado, eso puede dar pie a que empiecen morosidades o lo utilizan como excusas solo para que tengas más confianza, ¡no aceptes pagos por adelantado!

Sabiendo estos tips, no tendrás problemas a la hora de alquilar, ¡tu alquiler puede salir perfecto!


No hay nada mejor como un buen propietario y un buen inquilino.


¿Eres dueño de alguna propiedad en alquiler?


¿Cómo es tu relación con tus inquilinos? ¡Te leemos en los comentarios!


Si tienes alguna propiedad o varias propiedades en alquiler, puedes publicarlas gratuitamente en nuestro portal inmobiliario JHELY Bolivia, y encontrar a un buen inquilino.

Jhely Cruz M.